19

UNESCO Politicas docentesLa publicación tiene como objetivos formular un estado del arte y orientaciones para las políticas docentes de los países de América Latina y el Caribe considerando las siguientes dimensiones: formación inicial, formación continua, carrera docente e instituciones y procesos de las políticas docentes.

Para la elaboración de este libro, la OREALC/UNESCO Santiago definió un método de trabajo basado tanto en la contribución de expertos latinoamericanos en políticas docentes, como en el aporte de ocho grupos nacionales de consulta y deliberación de Argentina, Brasil, Chile, Colombia, Guatemala, México, Perú y Trinidad y Tobago, constituidos por actores representativos de los ámbitos gubernamental, académico y sindical docente. El resultado constituye el fruto de la interacción entre dos fuentes y tipos de conocimiento y criterios de acción: el especializado sobre la problemática docente a nivel regional, y el surgido de la experiencia de grupos nacionales al respecto.

El texto permitirá a quienes se preocupan de las políticas hacia el sector docente – sea como decisores, estudiosos o actores educativos– disponer de información relevante, conocer los principales nudos críticos que se enfrentan en sus distintas dimensiones y discutir los criterios generales y orientaciones que se proponen. Asimismo, los contenidos propuestos están destinados a contribuir a la generación de discusiones contextualizadas a la realidad de cada país, entre los distintos actores de las políticas educativas en los países de la región con el propósito de avanzar hacia sistemas educativos que cuenten con los docentes bien preparados, comprometidos y socialmente reconocidos que requieren para asegurar calidad y equidad educativas.

A su vez, el documento plantea dilemas y tensiones que invitan a profundizar la investigación, reflexión y discusión de temas cruciales para diseñar políticas que permitan realizar transformaciones en pro de un fortalecimiento de la profesión docente, fundado en un mejoramiento de la formación inicial y en servicio del profesorado, del trabajo docente, así como respecto de las regulaciones y condiciones en que este se desarrolla.

 

Descargar documento

- See more at: http://www.revistahumanum.org/revista/nuevo-antecedentes-y-criterios-para-elaboracion-de-politicas-docentes-en-alc/#sthash.NiZS4rsH.dpuf

Nuevo estudio sobre mejoramiento de aprendizajes y trabajo docente. Léalo o bájelo aquí

Basado en una investigación sin precedentes que incluyó la observación de más de 15.000 aulas en 3000 escuelas primarias y secundarias en siete países latinoamericanos, el informe, Profesores excelentes: cómo mejorar el aprendizaje de los alumnos en América Latina y El Caribe, describe cómo el ausentismo docente, la escasa preparación, el bajo nivel de capacitación, junto a las bajas remuneraciones y  un escaso liderazgo escolar, conspiran contra el mejor desempeño escolar y en liceos. El informe es una contribución sustantiva al creciente cuerpo de investigación sobre cómo mejorar la calidad de la instrucción y los resultados del aprendizaje.

El  reporte llega  en un momento en que los expertos discuten qué tiene que hacer América Latina para mantener los niveles de crecimiento que le permitieron reducir sus niveles de pobreza y desigualdad. Innovación, competitividad,  educación suelen aparecer como los temas ineludibles a la hora de encender los motores económicos imprescindibles para una mayor prosperidad. Sin embargo, en los exámenes del Programa Internacional de Evaluación de Estudiantes (PISA, por sus siglas en inglés) 2012 de la OCDE, los ocho países participantes de LAC se ubicaron en el fondo de la lista de países de ingreso medio —si bien algunos pocos, como Chile, Brasil y Perú, realizaron progresos marcados en los últimos años.

Jorge Familiar, Vicepresidente del Banco Mundial para América Latina y el Caribe dijo que “es difícil pensar en un elemento más importante para la ampliación de las oportunidades para todos los latinoamericanos que una educación de calidad”, y subrayó que, “es difícil pensar en un protagonista más importante a la hora de mejorar la calidad educativa que los docentes de la región”.

Para una región que necesita mejorar el aprendizaje de sus alumnos, esto apunta a que se debe hacer mucho más por atraer, preparar y motivar a los mejores docentes. De acuerdo a investigaciones de nivel internacional, los alumnos con los mejores docentes avanzan 1,5 grados o más por año, mientras que aquellos con los peores docentes apenas logran avanzar 0,5 años curriculares o menos.

Estas investigaciones también demuestran claramente que los beneficios económicos y sociales del gasto nacional en educación dependen de lo que los alumnos aprendan —y no de la cantidad de años que permanecen en la escuela. Si México elevase el desempeño promedio de sus alumnos en las pruebas PISA hasta el nivel alemán, el crecimiento anual a largo plazo de su PIB podría aumentar hasta 2 puntos porcentuales.

El informe arroja luz sobre quiénes son los actuales docentes latinoamericanos:

  • Los incentivos remunerativos son bajos. El salario mensual en 2010 era entre 10 y 50 por ciento más bajo que los salarios de los demás profesionales “equivalentes”, y lo fue a lo largo de la década de 2000.
  • Tienen un mayor nivel de educación formal que los demás trabajadores profesionales y técnicos pero comienzan con un nivel académico más bajo que el conjunto general de los alumnos de educación superior. El 75% son mujeres.
  • Aquellos alumnos que se gradúan como docentes provienen de un nivel socioeconómico más bajo y es más probable que sean alumnos universitarios de primera generación.
  • El cuerpo docente de la región está envejeciendo. El docente promedio en algunos países tiene más de 40 años de edad.
  • Si bien muchos países de la región están produciendo un número excesivo de nuevos docentes, aún sigue siendo difícil encontrar docentes capacitados para impartir matemáticas de nivel secundario, ciencias y maestros bilingües de alta calidad (español/idioma indígena) en áreas rurales.

“Prácticamente todos los países de la región parecen estar atrapados en un equilibrio de nivel bajo, con un escaso nivel de exigencia para el ingreso a la docencia, salarios relativamente bajos e indiferenciados, escasa instrucción en el aula y pobres resultados educativos”, dijo Barbara Bruns, autora del informe “Alcanzar un equilibrio de nivel alto es difícil pero es una meta que la región no puede permitirse posponer”.

En un momento de menores recursos públicos, el informe representa una contribución de peso a la hora de identificar dónde asignar las prioridades. Uno de sus hallazgos más notables fue que los docentes en aquellos países con una mayor inversión en iniciativas de tipo “Una computadora portátil por niño” de hecho dedicaron el menor tiempo de clase a la utilización de tecnologías de la información y comunicación.

Los desafíos a futuro para la región son mixtos. En los próximos diez años, el descenso constante del tamaño de la población en edad escolar en alrededor de la mitad de los países de la región, en especial en el Cono Sur, podría facilitar enormemente la tarea de elevar la calidad docente; en la otra mitad de la región, especialmente en América Central, la necesidad de un mayor número de docentes hará que esto sea más difícil de lograr.

La buena noticia que nos brinda el informe, sin embargo, es que la mayoría de los países están centrando su atención en la calidad de los docentes.  Además analiza la evidencia proporcionada por las investigaciones internacionales y la más reciente experiencia regional con programas innovadores y grandes reformas en tres áreas prioritarias:

  • Políticas para reclutar mejores docentes.
  • Programas para preparar o desarrollar las habilidades de aquellos docentes en ejercicio.
  • Mayores incentivos para motivar el mejor desempeño posible, algo que con el tiempo hará más atractiva y selectiva a su profesión.

Al analizar el diseño e implementación de las principales reformas de política docente en Chile, Perú, Ecuador y México, el informe menciona el papel decisivo de los sindicatos docentes, el valor de alcanzar soluciones por consenso y cómo lograr un amplio respaldo entre la sociedad civil, algo que ha servido para apuntalar reformas exitosas y sostenibles.

Fuente: Banco Mundial