“El educador debe estar preparado para desarrollar políticas de educación a lo largo de la vida”

Hace pocos meses que la Universidad de Playa Ancha y la Universidad de Sao Paulo (Brasil) firmaron un convenio de cooperación que ha permitido que ambas instituciones, a través de sus Facultades de Educación, se vinculen estrechamente.

En ese contexto, la Dra. María Clara Di Pierro visitó la UPLA para conocer en profundidad el trabajo del Programa Disciplinario de Educación de Jóvenes y Adultos, que dirige la Dra. Violeta Acuña Collado.

La especialista brasileña se dedica a la enseñanza e investigación de temas relacionados con la formación e implementación de políticas públicas para la educación básica, con énfasis en la educación de jóvenes y adultos.

-¿Qué los motivó a establecer un acuerdo con la Universidad de Playa Ancha?

“El tema mismo de la educación de adultos es la motivación, la Facultad de Educación de la Universidad de Sao Paulo es un centro bastante importante en la región, pero no tiene mucha tradición en Educación de Adultos.

En lo que a mí respecta, soy investigadora y profesora de esta temática así que tengo mucho interés en establecer relaciones con otras instituciones que tienen más tradición y en este caso la Universidad de Playa Ancha ha avanzado bastante, tiene el Diplomado, el Magíster, tiene investigación.

Es una oportunidad, para establecer relaciones regionales e internacionales en la temática de Educación de Jóvenes y Adultos en especial, aunque otras especialidades pueden disfrutar de este mismo convenio.

La motivación inicial fue esa, y muy rápidamente en menos de seis meses logramos firmar el convenio. La profesora Violeta Acuña estuvo en Sao Paulo para conocer la institución y ahora vengo para hacer contactos institucionales”.

-¿Cuáles son las áreas que quisiera fortalecer?

“Tenemos varios campos de interés, en particular estoy interesada en el ámbito de Política Educativa y en Educación comparada en Política Educativa, pero hay otros campos que nos interesan como evaluación, desarrollo curricular, formación de profesores son todas áreas que nos interesan, incluso la educación en cárceles”.

-¿Cuál es la importancia de establecer estos nexos?

“Son temas muy importantes en nuestras sociedades, porque aún tenemos una población analfabeta con bajos niveles de educación formal, de capacitación profesional y mucha desigualdad entre grupos étnicos.

El tema de la Educación de Adultos es muy marginal en la agenda educativa de política educativa de Brasil o de Chile porque estamos con otros desafíos como la gratuidad de la enseñanza superior en el caso de Chile y nosotros estamos procurando que todos los niños vayan a la escuela pre primaria o que los jóvenes vayan a la secundaria. Por lo tanto, el tema de la educación de adultos no es un tema central en la agenda de nuestros países y la cooperación es una manera de fortalecer esta temática en cada país, y en especial en cada institución universitaria”.


-En el marco de su visita dictará una clase en el Magíster de Educación de Adultos y Procesos Formativos, ¿qué temas abordará?

“Me referiré a cómo la globalización de la agenda política educativa impacta a nuestro campo. Vamos a hablar de las conferencias y acuerdos internacionales, presentaré un diagnóstico, un escenario de la situación educativa en Latinoamérica.

Dado que participé en un estudio regional del Centro de Cooperación Regional para la Educación de Adultos en América Latina y el Caribe (CREFAL) presentaré algunos de sus resultados y aspectos más recientes de otras investigaciones. Para finalizar con el caso de la política educativa de Brasil, reciente, y de Chile -si tuviéramos tiempo- para hacer este análisis comparado de las políticas educativas de los dos países.

-Considerando sus últimas palabras, ¿cuáles serían las grandes diferencias y similitudes respecto a la educación de adultos en Chile y Brasil?

“Hay similitudes en toda la región, por cierto que Chile tiene un nivel educativo donde las tasas de analfabetismo y los niveles promedio de escolaridad de su población están muy por encima del promedio brasileño.

Brasil es un país continental con una población muy numerosa, estamos más cercanos a los Estados del sur del país con la situación de Chile, pero cuando tomamos a Brasil como un todo estamos muy por debajo. Tenemos desafíos muy distintos, en Brasil 14 millones de analfabetos que es muy distinto al caso chileno. Lo que tenemos en común son la marginación en la política educativa, la baja financiación, la escasa formación docente, el tema de la educación y las cárceles. Los desafíos son comunes aunque en escalas muy distintas”.

-¿Cuál es el rol que deberían asumir los profesores y los estudiantes de pedagogía frente a este escenario?

“Se necesita un perfil de educador que esté preparado para desarrollar políticas de educación a lo largo de la vida y que sea capaz de comprender que el desarrollo infantil es distinto al desarrollo del adulto, que el adulto tiene mucho bagaje, mucha experiencia de conocimientos por lo que el desarrollo curricular tiene que ser bastante distinto. Además debería hacer un análisis sociocultural del fenómeno educativo que está manejando”.

-¿Tiene que tener competencias distintas a cualquier profesor?

“Sí, tiene que tener competencias específicas y eso demanda investigación y formación. Por eso las universidades tienen que tomar esta temática como objeto de enseñanza, de investigación y de acción sobre el sistema educativo y las organizaciones de la sociedad civil, incluso”.

-¿Cuál es la importancia del concepto de educación a lo largo de la vida?

“Esto es una consigna muy incluyente, pero no quiero banalizarla. Vivimos en una sociedad donde el trabajo está cambiando, la economía exige del trabajador muchos cambios a lo largo de su vida. Por otro lado, se hace imprescindible que la gente tenga mayores conocimientos para tener una participación ciudadana informada dentro de la sociedad; se debe cultivar una cultura de la convivencia en la diversidad. La vida contemporánea necesita formación continúa y este es un paradigma para toda la educación, pero se debe poner el énfasis en la educación de adultos. Ésta tiene que cambiar, no puede ser una mirada solamente remedial, compensatoria o asistencial. Hay que mirarla como uno de los ejes de un sistema educativo contemporáneo capaz de responder los desafíos de la vida moderna”.

-Si es tan transversal, ¿por qué cree que las políticas públicas no le han dado la prioridad necesaria?

“Nuestros países intentaron o se focalizaron en la infancia, como la época de formación. Hay que primero cambiar la mirada respecto de que solamente la infancia y la juventud es el tiempo de formación. Hay que recalcar que cualquier tiempo o época de la vida es de formación.

Tenemos sistemas con muchos desafíos y es verdad que debemos formar nuevas generaciones para el futuro y que el derecho a la educación en la infancia y en la juventud todavía no está satisfecho en nuestras sociedades, pero hay una mirada equivocada que enfrenta la educación entre niños y adultos, lo que es un equívoco.

Creo que hay varias miradas que es necesario cambiar para poner el concepto de educación a lo largo de la vida en el centro de las políticas educativas”.

Fuente. UPLA Noticias.

4 de septiembre de 2015.