El vínculo afectivo que el joven recluido establece con los docentes es clave
12.Sep.2018

“Experiencias socioeducativas con jóvenes en contexto de encierro”, se denominó el seminario-taller que se realizó recientemente en el edificio de Independencia de la Universidad de Playa Ancha.

El objetivo de la cita fue presentar a los docentes, una investigación realizada por la fundación chilena por la Infancia, denominada “Tierra De Esperanza”. A través de ella se buscó sistematizar experiencias socioeducativas de jóvenes insertos en los centros de internación provisoria y régimen cerrado administrados por el Sename; como también de aquellos egresados de los proyectos de reinserción educativo y colegios de la mencionada fundación.

Así lo precisó Carlos Burgos Gallegos, coordinador técnico del proyecto, quien sostuvo que este estudio consideró la realidad de jóvenes de las comunas de Coronel y Limache.

“El trabajo comenzó a finales de 2017 y en estos momentos estamos difundiendo los resultados. A través de ellos, pretendemos visibilizar la temática de la educación en contextos de encierro, que finaliza con la presentación de un libro que recopila nuestra investigación”, dijo Burgos.

Conclusiones

La misma idea planteó la Dra. Alba Sepúlveda Plata, directora pedagógica de la Corporación Educacional Tierra De Esperanza, quien sostuvo que una de las principales conclusiones que arrojó la investigación fue que el vínculo que los jóvenes en contextos de encierro establecen con los docentes, es muy importante.

“Esta investigación tiene un valor técnico pedagógico muy relevante, porque visibiliza el tema; identifica la población juvenil que se encuentra privada de libertad; y además, releva los procesos formativos que se desarrollan en estos lugares” , dijo Alba Sepúlveda, quien enfatizó que estas experiencias socioeducativas siguen siendo una tarea pendiente.

Ambos profesionales aseguraron, además, que los jóvenes en esta condición perciben la educación no como algo instrumental, sino como una alternativa que les permite terminar sus procesos educacionales y así abrir sus opciones de reinserción.

Vivian Astudillo Cárcamo, académica del Programa de Desarrollo Disciplinario en Educación de jóvenes y Adultos de la Facultad de Ciencias de la Educación valoró esta instancia, pues –dijo- siempre es positivo conocer y recopilar las distintas experiencias de las prácticas educativas de jóvenes en contextos de encierro, pues el conocimiento no solo está en la academia, sino en lo cotidiano de los profesionales que se relacionan con los jóvenes.

La metodología de la jornada consideró exposiciones durante la mañana, y la participación de un panel de expertos, entre los cuales estuvo presente Gabriel Ramos Concha, académico del Programa de Desarrollo Disciplinario en Educación de Jóvenes y Adultos de la Facultad de Ciencias de la Educación de nuestra casa de estudios. Durante la tarde, se desarrolló un taller con metodología participativa.

Fuente. Upla -Noticias. 12 de septiembre de 2018