Chile relanza Plan Nacional de Alfabetización “Contigo aprendo”

En un acto conmemorativo del Día Internacional de la Alfabetización y el Día Nacional de la Educación de Adultos, celebrado en Santiago de Chile el 9 de septiembre, la subsecretaria de Educación de Chile, Valentina Quiroga, anunció el relanzamiento del Plan Nacional de Alfabetización (antiguamente conocido como campaña nacional), que prevé beneficiar inicialmente en el 2015 a 7.000 personas, número que se incrementará año a año.

El plan nacional enfrentará el analfabetismo en Chile y, entre otras medidas, incluirá la creación de 40 centros de educación permanente de jóvenes y adultos focalizados en en entornos vulnerables.

La iniciativa, además de brindar formación básica y media, incluirá la posibilidad de continuar la formación en oficios, como también otros estudios de índole técnico-profesional. Este anuncio se enmarca en el contexto de la Reforma Educacional, que como Quiroga declaró “es la política pública más grande que un gobierno en Chile se haya propuesto llevar a cabo”.

Según los datos oficiales, cinco millones de personas en Chile no han terminado sus estudios básicos o medios y, de ellos, un millón tiene menos de cuatro años de escolaridad o no sabe leer y escribir correctamente. La campaña “Contigo aprendo” entre los años 2000 y 2009 logró mejorar las competencias de 17 mil personas. La subsecretaria destacó la importancia de este relanzamiento, dado que la educación de jóvenes y adultos brinda reales oportunidades de desarrollo a todas las personas y genera una sociedad más equitativa e inclusiva.

La noticia fue divulgada por la autoridad frente a los convocados a la celebración del Día Internacional de la Alfabetización, entre los que se contaba la coordinadora nacional de Educación de Personas Jóvenes y Adultas (EPJA), María Isabel Infante, el jefe de la División de Educación General del Ministerio de Educación, Gonzalo Muñoz y el director de la Oficina Regional de Educación de la UNESCO para América Latina y el Caribe, Jorge Sequeira junto a funcionarios del mismo ministerio y estudiantes.

Chile y su deuda social

María Isabel Infante, coordinadora nacional de educación de personas jóvenes y adultas (EPJA) de Chile habló en su discurso de la deuda que Chile tiene con la educación de sus jóvenes y adultos:

La educación de adultos debe ser una prioridad en Chile, considerando el alto porcentaje de población con estudios básicos y medios incompletos. En Chile cinco millones de personas entre 15 y 65 años no han terminado sus estudios básicos y medios. De ellos, más o menos un millón tiene menos de cuatro años de escolaridad o no sabe leer y escribir. Frente a estas personas el país tiene una deuda social”.

De esa deuda social que Chile empieza a pagar hablaron tres mujeres que han retomado sus estudios. Una de ellas, Susana, dio su testimonio: “La educación es algo único. Yo ahora no tengo vergüenza, ahora tengo una base y puedo ayudar a mi hijo”. Juana, otra de las estudiantes: “Yo estaba en una burbuja, escondida, sentía que no tenía valor como persona. Yo no podía hablar nada y ahora tengo tema de conversación”.

Día Internacional de la Alfabetización

En la ocasión, Jorge Sequeira, director de la Oficina Regional de Educación de la UNESCO para América Latina y el Caribe, también se dirigió a los presentes mediante el mensaje para esta celebración enviado por Irina Bokova, Directora General de la UNESCO. Su contenido coincide con los anuncios realizados por el gobierno chileno.

De aquel mensaje, Sequeira expresó: “La alfabetización permite reducir la pobreza, encontrar empleo, tener un mejor sueldo. Es uno de los medios más eficaces de mejorar la salud de las madres y los niños, entender las recetas de los médicos y acceder a la atención de la salud. Gracias a los avances logrados en la educación de las mujeres en edad de procrear se salvó la vida de más de dos millones de niños menores de 5 años entre 1990 y 2009. La alfabetización facilita el acceso al conocimiento y pone en marcha un proceso de empoderamiento y de confianza en sí mismo que beneficia a todos. Esta energía, multiplicada por millones de personas, es la que sustenta el futuro de las sociedades.”

En su lectura, Sequeira puntualizó que para la UNESCO las políticas públicas ligadas a la alfabetización y la entrega de competencias para la vida son vitales para construir las sociedades del futuro: “¿Qué tipo de sociedades pensamos construir con una juventud analfabeta? Ese no es el mundo que queremos. Queremos un mundo en el que cada persona sea capaz de participar en el destino de las sociedades, de acceder a los conocimientos y de enriquecerlos a su vez.

Fuente: http://www.unesco.org