Programa Disciplinario de Educación de  Jóvenes y Adultos

Programa Disciplinario de Educación de Jóvenes y Adultos

“Lo que esta casa de estudios está haciendo es muy innovador en la región latinoamericana, pues no he visto en otras universidades que vinculen de manera tan práctica a la familia con los procesos de aprendizaje en la escuela y en la misma universidad”.

Fueron las palabras que manifestó el Dr. Emilio Coral, director de Cooperación y Relaciones Interinstitucionales, del Centro de Cooperación Regional para la Educación de los Adultos en América Latina y el Caribe (CREFAL), en cada una de las reuniones y talleres sostenidos en la Universidad de Playa Ancha, donde se encuentra apoyando el trabajo del Área Familia del Convenio de Desempeño en Formación de Profesores.

El rector Patricio Sanhueza tras dar la bienvenida al especialista mexicano, expresó que la familia es el primer educador del individuo y su vinculación con los procesos formativos de los hijos es cercana en la educación escolar, pero se detiene al momento que ingresan a la educación superior. “Nuestra universidad tiene las capacidades para incorporar a los padres en el proceso de formación profesional de sus hijos y está trabajando en integrar a la familias de los estudiantes de primer año de las carreras pedagógicas en la vida universitaria”.

Con gran interés el Dr. Coral tomó conocimiento de las cuatro áreas de vinculación con la familia que, el Convenio de Desempeño en Formación de Profesores, dirigido por la Dra. Marcela Lara, está ejecutando en 10 escuelas de la región de Valparaíso con altos niveles de vulnerabilidad y bajo rendimiento escolar.

Proyecto de acompañamiento a escuelas en metodología Mastery Learning, Curriculum del Hogar, Escuelas de Padres, Propedéutico con acompañamiento a las familias de sus participantes y vinculación de padres de estudiantes de primer año de carreras pedagógicas, son las experiencias de la UPLA en actual desarrollo.

Desafíos

El representante de CREFAL precisó que lo que esta universidad está efectuando es muy meritorio y retador a la vez, “porque el proceso de aprendizaje no depende sólo de los padres, la escuela o la universidad”.

“Se requiere abrir pautas de colaboración interinstitucional, de manera que el sistema con sus diversos actores y recursos (intelectuales y económicos) funcionen integralmente, permitiendo al estudiante concluir su formación. Es fundamental tener esta visión transversal para fortalecer el trabajo local que está realizando la universidad”.

Igualmente, dijo que es un reto incorporar a la familia pedagógica del universitario en su proceso de formación profesional, sin erosionar la autonomía, capacidad de desarrollo intelectual, autogestión y creatividad del joven.

“Abrir las puertas de esta casa de estudios a los padres de los universitarios posibilitará a los docentes conocer los contextos familiares de donde provienen y con ello podrán armonizar de mejor forma el proceso de enseñanza, motivando a los jóvenes a que continúen estudiando”, enfatizó el experto mexicano.

La Universidad de Playa Ancha mantiene un convenio de colaboración con CREFAL, a través del programa Disciplinario de Educación de Jóvenes y Adultos de la Facultad de Ciencias de la Educación.

El organismo internacional autónomo otorga a la sociedad civil de los países de América Latina y el Caribe, propuestas y recomendaciones educativas pertinentes, que incidan en la creación de políticas públicas inclusivas y formación especializada, a través de sus programas y proyectos estratégicos de formación, investigación y cooperación.

La presencia del Dr. Coral tanto en el campus Valparaíso y San Felipe, tiene por objetivo capacitar a docentes y estudiantes de la UPLA, así como a profesores del sistema escolar pertenecientes a las escuelas vinculadas al Plan de Mejoramiento Institucional, en las temáticas de la familia y los aprendizajes en torno a ella, vinculando el quehacer de la escuela, del hogar y la universidad.

Fuente: Upla Noticias. Noviembre 2014.

"Los desafíos de la formación de adultos"

Publicado en Noticias Jueves, 30 Octubre 2014 19:34

 

El programa Disciplinario de Educación de Jóvenes y Adultos de la Facultad de Ciencias de la Educación de la Universidad de Playa Ancha, CREFAL (México) y el Ministerio de Educación de Chile convocan al Seminario Internacional "Los desafíos de la formación de los educadores de adultos para responder a los requerimientos de sociedades que demandan educación durante toda la vida", que se realizará el 13 de noviembre  en el Hotel Ó'Higgins de Viña del Mar.

Este Seminario forma parte del convenio de cooperación internacional de la Universidad de Playa Ancha y CREFAL  para el fortalecimiento de la educación de personas jóvenes y adultas, a través de acciones de apoyo a la formación docente,  del intercambio académico  y la difusión de buenas prácticas educacionales . En esta oportunidad se convoca  a una reflexión crítica y propositiva acerca de la formación de los-as educadores-as de personas adultas en sus diversas modalidades y su profesionalización, como condiciones  del mejoramiento de la calidad educativa  y del desarrollo de  las capacidades pedagógicas e institucionales de los establecimientos  de educación de adultos  para que  respuestas consistentes  a las necesidades culturales, sociales, ciudadanas y productivas de las poblaciones adultas de las  diversas regiones del país.

El Seminario se desarrolla en un momento importante  para la educación de jóvenes y adultos en Chile, dadas las  expectativas que han generado las propuestas anunciadas por el  actual Gobierno,  planteándose el desarrollo de nuevas políticas para la formación y perfeccionamiento docente, la participación de los docentes en el diseño del nuevo Marco Curricular de la educación de jóvenes y adultos y la creación de  centros integrales que vincularán la  formación de adultos con el desarrollo comunitario,entre otras medidas.

La formación y profesionalización de los-as educadores de personas adultas es una problemática mundial  y  se manifiesta como un desafío importante en los sistemas educativos  de aquellos países que hacen suya  la visión del derecho de las personas a educarse durante toda la vida como condición de su pleno desarrollo humano y ciudadano. Por esta razón contaremos con expositores de España y México para tener una visión comparada de las tareas que se necesitan emprender .

La Universidad de Playa Ancha viene desarrollando programas de formación para especialistas y post-graduados en “educación de adultos y procesos formativos”  formales y comunitarios y se ha planteado como un desafío apoyar a la profesionalización de este campo pedagógico  con el fin de desarrollar estrategias didácticas pertinentes a la población adulta, realizar investigaciones aplicadas  y fortalecer el liderazgo  educativo y cultural de los directivos-as y docentes de esta modalidad educativa.

El Seminario está dirigido a docentes y directivos-as, a la comunidad académica, a los responsables de la gestión de las políticas educacionales y  a los estudiantes universitarios .

Programa:

09:00 – 09:30 • Inscripciones.

09:30 – 10:15 • Inauguración: Palabras  del Rector de la Universidad de Playa Ancha. Palabras de la Directora del CREFAL.

10:15 – 11:00 • Conferencia Magistral La Educación Ciudadana en la Educación de Jóvenes y Adultos.  Dr. Lucio Emilio Villegas, Universidad de Sevilla.

11:00 – 11:15 • Café

11:15 – 12:30 • Panel: La Formación y profesionalización docente de los educadores de adultos como estrategias de mejoramiento y actualización de las políticas de educación de adultos. Dr. Emilio Coral, CREFALDr. Guillermo Williamson , Universidad de la Frontera;Dra.Violeta Acuña C. UPLA.

12:30 – 13:30 • Exposición de la autoridad  de la Educación de Jóvenes y Adultos del Ministerio de Educación. Dra. María Isabel Infante.

13:30 – 14:45 • Receso

14:45 – 15:00 • Presentación de la nueva web y revista digital del Programa Disciplinario de Educación de Jóvenes y Adultos.

15:00 – 16:30 • Panel Los Desafíos de la docencia en la educación de adultos en sociedades que demanda el reconocimiento del derecho a la educación durante toda la vida.  Dr. Carlos Calvo, CREFALUniversidad de La SerenaDr. Felipe Hevia, CREFAL Dra. Socorro Tapia, CREFAL.

16:30 – 17:00 • Plenario

17:00 – 18:00 • Sesión de clausura. Palabras del Decano de la Facultad de Ciencias de la Educación de la Universidad de Playa Ancha.

La inscripción  es gratuita y si desea participar debe inscribirse on line AQUI para reservar su asistencia.

Educación para la Autonomìa

El estudio “El papel de la educación en la formación del bienestar subjetivo para el desarrollo humano. Una revisión al caso chileno”, busca conocer cuán incorporada está, en la oferta educativa chilena, la formación de capacidades clave para el bienestar subjetivo y cuán pertinente es incorporar la formación de éstas en el quehacer de la educación formal. Para ello analiza el curriculum escolar, consulta a expertos en educación y encuesta a estudiantes. 

Tomando como referente el IDH 2012, el estudio reconoce once capacidades que se asocian a la posibilidad de experimentar bienestar subjetivo y sentir satisfacción con uno mismo y su entorno social: “gozar de una buena salud”, “tener cubiertas las necesidades físicas y materiales básicas”, “estar bien con uno mismo y tener vida interior”, “sentirse seguro y libre de amenazas”, “poder participar e influir en la sociedad en que uno vive”, “poder experimentar placer y emociones”, “tener vínculos significativos con los demás”, “ser reconocido y respetado en dignidad y derechos”, “poder conocer y comprender el mundo en el que se vive”, “poder disfrutar y sentirse parte de la naturaleza” y “tener y desarrollar un proyecto de vida propio”.

Así el estudio revela que si bien todas las capacidades tienen algún grado de resonancia en la oferta educativa, resulta especialmente paradójico lo que acontece con la capacidad de “tener y desarrollar un proyecto de vida propio”, ya que si bien es considerada como una de las capacidades más propiamente escolares por los expertos, y los estudiantes demandan prioritariamente su abordaje, el análisis curricular arroja que es la capacidad menos considerada en el currículo chileno. Esto es más problemático cuando el propio IDH 2012 identifica que esta capacidad es central para experimentar bienestar subjetivo en la sociedad chilena.

La idea que la educación formal entregue herramientas que promuevan la definición de proyectos de vida por parte de los estudiantes, y en sentido más amplio, apoyen la “formación para la autonomía” en ellos, aparece como necesaria en el contexto en que hoy nos movemos, más incierto y abierto que antaño. En efecto, la misma OCDE ha señalado recientemente en su proyecto DESECO (Definición y Selección de Competencias Clave), que uno de los tres elementos clave de una educación de calidad hoy es el conocimiento y gestión de sí mismo. Además, se considera que es la escuela el espacio privilegiado para abordarlo ya que interviene en una etapa crucial de los sujetos en la que se comienzan a estructurar este tipo de definiciones. La misma idea de moratoria que fundamenta el rol de la institución escolar es prueba de ello.

Las demandas de la ciudadanía chilena por más y mejor educación, tan bulladas en el último tiempo, dan cuenta de cómo la educación se configura como un pilar importante de los proyectos de vida y las trayectorias sociales que hoy se despliegan en la sociedad chilena. Pero la educación no solo tiene un papel como productor de certificaciones que permiten cimentar proyectos de vida a través de la empleabilidad, favoreciendo la integración social y las trayectorias más o menos ascendentes; también debe jugar un rol importante en potenciar la capacidad requerida para definir, proyectar y planear el futuro. Esto en el fondo quiere decir de, “poseer libertad de elección biográfica, racionalidad práctica biográfica (capacidad de planificación), optimismo vital (confianza en el futuro), la posibilidad de realizar actividades vitales desafiantes y significativas con el propósito de alcanzar la realización personal.” Términos en los cuales es  definida esta capacidad en el IDH 2012.

No cabe duda que ser capaz de reformular estratégicamente el proyecto de vida es hoy una capacidad muy relevante en términos sociales. Sobretodo en una época marcada por la individuación, donde la autoproducción, autorregulación y autorrealización de los sujetos se impone como un imperativo.  Desenvolverse bien en ella implica saber negociar activamente, saber enfrentar riesgos, pensar estratégicamente, y saber conciliar y reforzar los proyectos de vida. Así entendida la vida social, las personas muchas veces requieren innovar en la construcción biográfica y de esta forma los proyectos personales cobran especial importancia.

No promover dicha capacidad implicaría no sólo formar sujetos menos agenciados y menos satisfechos con sus vidas, si no también desde el punto de vista del sistema social, probablemente con frágiles o ineficientes decisiones vocacionales y laborales, lo que tiene secuelas subjetivas (frustración y malestar) y sistémicas (deserción y desempleo)

El estudio presentado nos revela de manera precisa la importancia que tiene la educación para el desarrollo humano, en tanto el rol de la educación de dotar, formar y apoyar a las personas en la apropiación de aquellas capacidades necesarias para hacerlas más autónomas y agentes de su propia vida.

Autor: Jorge Castillo

Fuente: http://www.revistahumanum.org/blog/educacion-para-la-autonomia/

Hace ya casi dos décadas que el mejoramiento de las condiciones de vida de los sectores populares de América Latina es resultado de la implementación de programas de transferencias de ingresos condicionadas a las poblaciones pobres de la región. Sus impactos se han expresado en la reducción de la incidencia de la pobreza aunque esa mejora no ha sido suficiente para liberar a la región de su rasgo de ser la más desigual del mundo.

Una de las características fundamentales de estos programas es ese carácter  de “condicionados”, entendiendo por esto que los derechos habientes de esas políticas – sea la familia y/o algunos integrantes del grupo doméstico – deben cumplir algunas actividades como concurrir a la escuela de manera regular, o cumplimentar los planes de vacunación y control de la salud obligatorios. Dada la centralidad que tiene la satisfacción de estos requisitos en la continuidad de la inclusión en el programa, llama la atención que aspectos como las interrelaciones entre educación y políticas sociales no se hayan analizado con la profundidad que merecen.

Frente a este escenario, el Instituto Internacional de Planeamiento Educativo UNESCO-Buenos Aires, realizó en el año 2013 el Seminario Internacional anual sobre el tema de las articulaciones entre educación y políticas sociales, en el que participó un relevante conjunto de investigadores de la región y de la Unión Europea. Dado que la evidencia disponible sobre los efectos positivos de estos programas es ya a esta altura incuestionable, en el marco del mandato del IIPE, el interés estuvo puesto en analizar sus interfaces con la educación en general y las políticas educativas.

Desde el punto de vista conceptual del diseño de los programas, dos son las características más importantes. La primera, el hecho de que el acceso al mismo se configura alrededor de la condición de “sujetos de derecho” dejando de lado todo riesgo de clientelismo y/o de perspectivas de beneficencia y la segunda, el definir el acceso a la educación como un derecho humano, que debe estar por lo tanto garantizado por el Estado.

Desde el punto de vista operativo, se destacó la observación sobre la ausencia de proactividad de los sistemas educativos frente a la implementación de estas políticas,  dado que se mantuvieron resilientes  pese a los cambios introducidos por estos programas. De hecho, hubo consenso en que la centralidad estuvo en los hogares, en la medida en que la condicionalidad del incentivo a la demanda puso la responsabilidad solamente en ellos y no en las escuelas ni en sus desempeños ni resultados. Ellas mantuvieron de manera inercial la vieja oferta que fue en parte responsable del abandono de los chicos más pobres, bien porque los dejaban afuera por limitaciones económicas o de capital cultural de los estudiantes o por baja sensibilidad de las escuelas a sus perfiles socioculturales. Ahora, los chicos se reintegran a esas mismas escuelas que poco han cambiado para volver a recibirlos. Pero los sistemas educativos y las instituciones tienen por delante el desafío de mejorar la calidad de la oferta.

Los debates mostraron que las condiciones para el cambio son propicias: por un lado, los padres llegan a las escuelas empoderados por su condición de sujetos de derecho en el marco de políticas incluyentes; por otro, hay creciente sensibilidad en los sujetos de la educación de que hay que hacer algo para convertir el pasaje de los chicos por la escuela en una experiencia exitosa. Por el lado del diseño de las políticas, también hay consenso sobre la necesidad de mejorar las condiciones de la oferta, habida cuenta de que con casi dos décadas de vida de estos programas, superado el desafío de la cobertura cuantitativa, se trata ahora de mejorar la calidad de los mismos frente a una ciudadanía crecientemente exigente.

Deben tomarse las lecciones aprendidas de los programas que proveyeron incrementos de recursos materiales y humanos a las instituciones para reforzar su capacidad de responder a estas nuevas demandas y que son, por ahora, aún poco comunes, en su estrategia de fortalecer la oferta. En fin, si los hogares pobres tienen que atravesar procesos de rendición de cuentas, algo similar debería suceder con las instituciones.

La discusión  presencial y virtual que tuvo lugar en el Seminario reiteró -con ejemplos de los lugares más distantes y más cercanos de la región – la necesidad tantas veces señalada de una mejora en los niveles de coordinación y articulación del complejo conjunto de actores institucionales que se ocupan del desarrollo humano. La idea de sinergias justamente se dirige a la necesidad de producir más con los recursos disponibles. De otra manera, los 120 millones de personas que son atendidas por estos programas en alrededor de 20 países, dispondrán de un recurso monetario pero seguirán postergando el acceso a los satisfactores de calidad para un digno nivel de vida.

* Puede acceder a la versión electrónica del libro Educación y Políticas Sociales Sinergias para la Inclusión recientemente editado aquí y en IIPE.

Fuente: http://www.revistahumanum.org/